sábado, 6 de agosto de 2011

REFLEXION: Las mochilas de nuestras vidas


Las mochilas de nuestras vidas
Reflexión acerca de las cargas que sentimos y llevamos en nuestro día a día.
Autor: Shoshan. ENLACE


A lo largo de nuestras vidas vamos acumulando muchas cosas, penas, alegrías, tristezas, nostalgias y amores que un día fueron todo en nuestra vida y hoy por las razones que sean han quedado en sólo eso: recuerdos.
Esas mochilas con las que vamos cargando todos los días hacen que todo pese más de lo debido, por lo que convendría descargarnos de muchas de esas frustraciones y desamores para que caminemos por la vida sin tanto peso.
¿Por qué nos cuesta tanto desprendernos de esos sentimientos que sólo nos hacen daño? ¿Por qué no tiramos todas esas cosas que no nos sirven por mucho que las añoremos? Debemos soltar, aprender a no cargar con tantas tristezas sobre los hombros, al final te queda el cuerpo cansado, tu vida aniquilada, sin fuerzas.
A veces vamos por la vida mirando hacia atrás, pensando en lo que pudimos hacer y no se hizo, en sueños abandonados, ilusiones, trabajos y amores que quedaron atrás. Pero por mucho que duela, esas cosas que quedaron atrás están en su lugar correcto, el pasado. Hay que dejar esas cosas atrás, en el pasado, dejarlos ahí. No es saludable vivir con tantos recuerdos, con tantas amarguras.
Si alguna vez amaste y te amaron pero la relación sólo quedó en un hermoso o triste recuerdo, debes seguir, volver a reinventarte de nuevo, volver a tener sueños y esperanzas.
La vida siempre nos traerá muchas cosas con las que iremos llenando la mochila a lo largo de nuestras vidas. Pero esa mochila es tuya, es tu vida, y de ti depende cuanto pese la mochila con la que cargas. Tú eres quien decide qué se mete, qué permanece dentro, y qué cosas , recuerdos y sentimientos ya no tienen lugar en tu mochila. No es bueno ir ir llorando la tristeza de sueños rotos, de metas que no se lograron; al contrario trata de sacar y dejar que el viento se lleve esos dolores que nos hace pedazos el corazón.
Algunas pertenencias son muy pesadas y no debieras seguir manteniéndolas en la mochila de tu vida. Tal vez un día te diste cuenta de que todo cuanto tenías no era verdad, que el amor que soñaste no era tal, o has tenido sueños que se han visto truncados por situaciones que no has podido solucionar…
Ten valentía, levántate y planta cara a la vida, despréndete de todo lo que está allí, de esas cosas que verdaderamente pesan, cosas que pesan porque cuando las miras te hacen mal. Lanza al aire esos sentimientos atrapados en tu mochila.
No sufras por quien no supo amarte, no des más de ti de lo que ya diste. Si acabaste sintiendo un vacío, no importa, siempre habrá posibilidades de volver a empezar una mejor vida. Deja en la oscuridad todo aquello que no te deja ver el sol, respira y suelta esos malos recuerdos, libera tu alma, deja que tú corazón vuelva a estar contento, dale una oportunidad a la vida de volver a conocer el amor, de volver a ver el mundo con buenos ojos. No importa por lo que has pasado, siempre hay razones para volver a sonreír, siempre habrá un mañana para volver a recomenzar.
Libérate de esa mochila que te pesa tanto y no te deja caminar.
Puedes ser feliz, lo vas a lograr, ten buena actitud y un día te verás caminando ligera y abierta a las ventanas de una nueva vida.
Un amor no te puede disminuir, te debe fortalecer, recuerda que cada vez que no te aman no eres tú quien pierde, al contrario, ellos pierden y tú ganas.

Me ha encantado y he querido compartirlo con vosotras.

4 comentarios:

  1. Que maravilla esta entrada... Estoy pasando por un momento delicado y la verdad, me ha ido bien leer el último párrafo...

    Gracias y felicidades por el blog y por todo lo conseguido :)

    ResponderEliminar
  2. Dukaniana cocinillas,

    Me alegro k te haya gustado, y que te haga reflexionar sobre las cargas que llevamos sin darnos cuenta... La vida es para vivirla y ser feliz asi que animo y a por todas!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado, tambien recuerdo un soneto precioso, en relación a esta maravillosa entrada, a ver si te gusta, besos:

    Soneto

    Si para recobrar lo recobrado
    debí perder primero lo perdido,
    si para conseguir lo conseguido
    tuve que soportar lo soportado,

    si para estar ahora enamorado
    fue menester haber estado herido,
    tengo por bien sufrido lo sufrido,
    tengo por bien llorado lo llorado.

    Porque después de todo he comprobado
    que no se goza bien de lo gozado
    sino después de haberlo padecido.

    Porque después de todo he comprendido
    que lo que el árbol tiene de florido
    vive de lo que tiene sepultado.

    de Francisco Luis Bernárdez

    ResponderEliminar
  4. me encanta.... es super bonito y nos tendriamos que aplicar muchas cosas de las que dice... un besazo prima

    ResponderEliminar